TING JIN – ESCUCHA

LA ESCUCHA

Es posiblemente, junto con el Jin, uno de los aspectos más difíciles por desarrollar dentro del Tuishou. Representa una de las habilidades que, durante más tiempo, debemos trabajar y tenemos que ser muy conscientes de ella. Para conseguirlo debemos entrenarla con muchas personas diferentes, ya que todas y cada una de ellas nos ayudaran a mejorarla.

Todo practicante de Tuishou tiene como objetivo o reto, conseguir descifrar el momento, la dirección y la mano con la que el rival nos desea atacar. Y para conseguir descifrar este enigma antes, debemos hacer que nuestra escucha mejore.

Al sentir el primer resquicio de fuerza o intención hacía nuestro centro, debemos ir adaptando nuestro cuerpo de forma controlada para desviar o neutralizar esa intención emergente. Debemos desarrollar nuestra capacidad para adaptarnos y desviarla o bien, para aguantarla si no podemos desviarla e incluso en ocasiones, para ambas posibilidades.

Mario simon croque

Todo ello lo debemos realizar con rapidez para poder contra-atacar.

Personalmente como practicante la dividiría en dos: la escucha interna y la escucha externa:

  • La escucha interna para mi es la capacidad de leer la intención y el momento en el que nuestra pareja realizara el ataque o contra-ataque.
  • La escucha externa seria la capacidad de sentir con que mano esta empujando, en que dirección y que cantidad de fuerza esta aplicando hacía mi centro.

Ting Jin está presente en nuestra piel de forma muy sutil y es algo que debemos despertar cuanto antes para mejorar nuestra técnica en el empuje.

Nosotros en SpainTuishou primero empezamos a desarrollarla en nuestros dedos, para pasar a manos, antebrazos y por último, tronco y piernas. El orden para cada practicante será diferente, ya que sufrirá distintos empujes según sean sus conocimientos.

Mario simon croque_2

La escucha debemos incrementarla siempre desde movimientos lentos, al principio, para trabajarla desde la base e ir corrigiendo los errores que surjan. Nuestro cuerpo debe reconocer ciertos patrones de movimiento para poder desviar o esquivar ciertos ataques. Al trabajar lentamente el cuerpo puede ir adaptándose poco a poco a ese empuje y así, con el tiempo reconocerlo, para hacer de esa intención un intento fallido.

El trabajo de la escucha es un largo camino, por ello todos los amantes del empuje y amigos marciales debemos animarnos y ayudarnos entre nosotros, en cada practica, a fin de conseguir un buen desarrollo de la escucha y aumentar con ello nuestro nivel.

mosquito tainan

En Taiwán se dice: “si te ha picado un mosquito es porque tu escucha es mala”.

CROQUE

ENTRENANDO DURO

Mi experiencia en Taiwán, las dos veces que he estado, ha sido genial . La primera vez fue en el año 2015, yo estaba empezando con el Tuishou por lo que para mí fue una vivencia increíble. Me impresionó, tanto el Centro Luohan Tang, sus coach y alumnos, como el nivel general de los practicantes de todo el país.

A los practicantes españoles que viajamos a Taiwán se nos acogió como a hermanos y estoy convencido que fue gracias a la gran organización del viaje. Esto nos benefició ya que pudimos practicar con mucha gente de diferentes escuelas, aunque una de las escuelas que más visitamos fue el Centro Luohan Tang en Tainan.

SpainTuishou_3

Luohan Tang me pareció un sitio mágico, algo escondido en propia ciudad y totalmente rodeado de zonas deportivas; mostrando lo bien adaptado que está el Tuishou en Taiwán como deporte. Desde el primer día sentí que allí podía potenciar mucho mi Tuishou si aprendía y entrenaba como ellos, ya que desde que coloque mi brazo en el brazo del Maestro Jinglong Huang, sentí que tenía muchísimo que aprender. Acto seguido, con un movimiento de su cadera ya había movido los dos pies. Me quedo la sensación de que apenas sabía lo que era el Tuishou, lo que me dio ganas de esforzarme mucho para aprender lo máximo, en los pocos días que iba a estar allí.

La acogida por parte de los integrantes de las escuela fue espectacular, principalmente por permitirnos entrenar con ellos, aunque he de decir que en general el pueblo taiwanés siempre nos trató genial, incluso sin conocernos de nada. Dentro del centro puede entrenar con varias generaciones de estudiantes de la escuela, estudiantes convertidos en maestros por su gran trayectoria como el Maestro Zhuang Kaijun, el hermano Lee y personas que no recuerdo bien su nombre.

En mi primera visita los entrenamientos se me hacían muy duros por mi bajo nivel, pero disfrutaba como un niño pequeño aprendiendo, ya que todos allí eran grandes guerreros y querían que el poco tiempo que teníamos lo gastáramos en progresar lo máximo posible. Esto es lo que hizo que a mí vuelta a España no parase de entrenar lo aprendido y que mi Tuishou mejorara, poco a poco, con la práctica.

SpainTuishou_2

En mi segunda visita en el 2016, la vuelta a Taiwán fue muy esperada y más sorprendente aún, ya que fue mucho más especial. Los entrenamientos ya no se me hacían tan cuesta arriba. El practicar con cualquier compañero seguía siendo muy intenso, productivo, pero ya no los sentía tan duros como el primer año. La montaña parecía ya menos alta. Aún así muchos de ellos cuando se ponían enserio a usar un porcentaje más alto de su nivel, se volvía muy complicado e incluso imposible poder moverles. Pero esto me encantaba porque, a día de hoy, los tengo como referentes y trato de usar todo lo que me enseñaron.

Dos cosas que también me gustaron de mi segunda visita fueron:

  1. Ver,con tan pocas visitas, lo queridos que éramos en la escuela. Esto me enseño la grandeza del pueblo taiwanés y de los practicantes de Tuishou que conocimos tanto dentro del centro Luohan Tang, como fuera de él.
  2. Cuando volvía a cruzarme empujando con alguien que conocí en la visita anterior, ellos me comunicaban que notaban que está trabajando de forma adecuada para mejorar mi nivel. Esto me sirvió para conocer cuál es el trabajo que debo realizar para progresar y así también, conocer que es lo que debo transmitir a la gente que esté interesado en aprender en SpainTuishou el día de mañana.

Spaintuishou_4

Me encantaría que todo el mundo que le gusta el Tuishou, esté interesado en conocer otro punto de vista de lo que es el Tuishou de Taiwán, que no se lo piensen e intenten descubrir esta forma de trabajo. Porque desde mi pequeña experiencia y lo que he visto en la gente cuando estuvieron aquí los maestros de Taiwán impartiendo cursos, he descubierto su forma de ver el Tuishou, es divertida y muy eficiente.

Para finalizar quiero agradecerles una vez más a todas las personas que han hecho posible mi visita y mis pocos conocimientos de Tuishou, ellos son: el Maestro Zhuang Kaijun, el Maestro Jinglong Huang y nuestro entrenador jefe para España Juanjo Estrella, también al resto de personas con las empuje en Taiwán y en nuestro país.

CROQUE.