¿INTENCION ó FUERZA? (II)

Para entender este axioma primero hay que descifrar de una manera clara y desde un punto de vista chino, lo que es “Li”, “Jin” e “Yi”. En muchos tratados de estilos internos, se explica de esta manera:

  1. 陷於肩背者謂之力,能條達於四肢者謂之勁. 力是局部的,而勁是整體的.
  2. 力是由肌肉发出,勁是由骨骼肌肉所發出.
  3. 力是由肌肉发出,劲是由全身发出.
  4. 劲从何来?掌、腕、肘、肩、腰、胯、膝、脚、上下九节、节节腰中发。把周身练成一家。

Punto 1: Se llama “Li” a aquello que proviene de hombro y espalda. A lo que se extiende desde las cuatro extremidades, se le llama “Jin”. “Li” es la fuerza de una sola parte del cuerpo, denominada fuerza local y “Jin” es la fuerza de todo el conjunto de nuestro cuerpo, denominada fuerza total. Por consiguiente, para poder usar toda la fuerza del cuerpo en su totalidad y a la vez, será necesario usar los tendones ya que éstos, nos permiten mantener la estructura corporal en perfecto equilibrio.

Punto 2: La fuerza “Li” deriva de los huesos y músculos, mientras que la fuerza “Jin” deriva del aparato músculo esquelético es decir, de todo el cuerpo en conjunto. Denominada fuerza total.

SpainTuishou_2.png

Punto 3: La fuerza “Li” se usa a través de los músculos mientras que la fuerza “Jin” a través de todo el cuerpo, en conjunto. Una vez más se nos da a entender la importancia del uso de la fuerza total (global) de organismo.

Punto 4: ¿De dónde proviene la fuerza “Jin”?. Proviene de la palma de la mano, las muñecas, los codos, los hombros, la cintura, las caderas, las rodillas y los pies. Representa la fusión de la parte superior e inferior, de la unión de las nueve articulaciones en movimiento de espiral para lanzar un golpe, junto con la cintura. Consiguiendo que el cuerpo se convierta en uno solo.

En nuestro día a día, por norma general solemos usar sólo una parte del cuerpo para hacer cualquier tipo de acción. Raramente emitimos cualquier tipo de fuerza usando la totalidad de nuestro cuerpo y menos aún, tenemos la capacidad de pensar que una parte lejana a las manos tenga algo que ver con éstas. Es algo innato en el ser humano.

En los estilos de Kungfu lo más valioso y más apreciado nunca reside en saber cómo usar la fuerza “Li”, sino en aprender a usar nuestro “Jin”. Es decir, aprender a usar la fuerza de la totalidad de nuestro cuerpo con la ayuda de los tendones, mejorando así nuestro arte y nuestra salud.

Cuando entrenamos para aprender a usar la fuerza “Jin” (conjunto de nuestro cuerpo) hacemos una trabajo de estiramiento de nuestros tendones y con ello, mejoramos la elasticidad de todo nuestro organismo y por tanto, ganamos en salud. Enfoque muy conocido y trabajado en los estilos internos de Kungfu.

Especialmente han profundizado en ello los taoístas, los cuales saben perfectamente que la elasticidad de nuestros tendones está estrechamente relacionada con la calidad de nuestra vida, en la edad adulta y en la vejez. De ahí, su proverbio: “… un centímetro para tus tendones, diez años para tu vida”.

SpainTuishou_6.png

Tradicionalmente en los estilos de Kungfu, tanto externos o internos, jamás se ha enfatizado en el desarrollo muscular excesivo ya que se era consciente de que llegada cierta edad, mantener ese volumen y tono muscular, era prácticamente imposible. Aunque eso no implicaba que, junto a los tendones, también se trabajase los músculos. Por el contrario, los tendones no necesitan tantos nutrientes, ni se ven tan afectados por la edad si conseguimos mantenerlos elásticos.

Si aprendemos a usar los tendones, junto con nuestro sistema músculo esquelético, podemos conservar la mayoría de las capacidades físicas para la práctica del Kungfu, incluso a una edad muy avanzada. Los tendones actúan como gomas elásticas, junto con la musculatura y articulaciones, contrayéndose. Permitiéndonos ejecutar las formas y técnicas con el mínimo uso muscular “Li”. Este control, nos permite usar la parte Yin o Yang dependiendo de nuestras necesidades.

Este es unos de los motivos por los que se hace tanto hincapié, dentro de los estilos internos, de la necesidad de aprender a usar la fuerza total conjunta de nuestro cuerpo “Jin”. Este concepto, debe quedarnos claro, no es exclusivo de las artes internas pues lo estilos externos, bien practicados, con el paso del tiempo se enfocan de manera muy similar. Con la única puntualización del uso de “Jin” en una menor cantidad que “Li”. Aunque esto dependerá siempre de las necesidades del practicante. Incluso, se puede entrenar Shaolin Quan de la misma manera que se practica Taiji Quan. De hecho hay muchos maestros de Shaolin que cuando lo exhiben tienes las mismas sensaciones que cuando ves a un buen maestro de Taijiquan practicar.

SpainTuishou_4.png

Otras de las grandes diferencias existentes entre “Jin” y “Li” es que la primera, es una fuerza en conjunto de penetración y se manifiesta en el interior al estar apoyada por la intención mental, mientras que la segunda, es una fuerza local que no penetra y se manifiesta en el exterior.

Continuará…

JINGLONG HUANG


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s